Tras el espectáculo que llamamos beisbol de Grandes Ligas, existe un submundo muy competitivo al que el fanático común no tiene acceso. Es en este escenario donde dos de las más brillantes figuras del beisbol universal, el imbatible toletero boricua Roberto Clemente y el indescifrable lanzador judío Sandy Koufax se enfrentaron en una rencilla personal que traspasó los límites que demarca la raya de cal. Humberto Acosta narra y comenta este episodio de las mayores con el sentido épico que merece esta batalla, pero con una visión íntima y profunda que disecciona el asunto que es la fama, los celos profesionales y el carácter
chauvinista detrás de una de las rivalidades más famosas en la historia del deporte.